El Perro Nutria Parte V (final)

Ya pasado el drama llegó la brigada de ambulancia al lugar,

Cuando vieron que la señora de Beizharr

No tenía más que una gran fumarola desde su cocina hasta la sala d estar,

Asombrados , preguntaron que fue lo que pasó,

Cuando vieron a Ottie con expresión letal salir de la cocina,

La verlo, creyeron que se trataba de un perro homicida

Y le dieron electrochoques para llevárselo al antirrábico.

Hasta que  Krad les contestó que el animal que querían sacrificar,

Ese animalejo de sonrisa suicida y tétrico,

Era quien había salvado a su madre de un deceso fatal.

Asombrados, la brigada sólo se quedó pasamada,

Diciendo que de ser así,

Ottie no era tan sólo un perro mutante supuestamente rabioso,

Era un héroe, y de hecho, hasta concluyeron que Ottie, por su olfato especial

Tenía un talento nato para detectar drogas ilegales,

Cosa que les serviría mucho en las escuelas y otros lugares.

Una vez que despertó Ottie de los electrochoques,

Se llevó la sorpresa que ahora ya había conseguido empleo ante la ley,

En una de las escuelas más grandes de toda la ciudad:

Ottie inspeccionaría mochilas en el Tec de Monterrey.

Era perfecto para el empleo,

Ottie lo haría gratis,

Y como era pequeño, podía llegar hasta las zonas más ocultas de las mochilas.

Y todo esto, sólo a cambio de una cuantas cabezas de atún

Que le daban en la cafetería.

Ottie era respetado y se había convertido en la mascota-Tec

Estaba su terrorífica cara en todas partes,

Desde tazas y chaquetas

Hasta carteles y folletos.

Todo marchó bien, hasta que un día

Por especificaciones de la institución,

Ottie, tuvo que someterse a un examen de antidoping como parte de su profesión,

Y es por eso, que ahí acabó su ilusión,

Como nadie le avisó

En el antidoping, salió positivo

En todas las drogas existentes:

En cocaína , endorfinas

Y hasta en seis tipos de anticonceptivos diferentes,

Encontraron también,

Rastros de tranquilizantes para hurón

Y en su sangre casi un noventa porciento de alcohol.

Al ver sus exámenes, y darse cuenta de su extraña adicción,

Por las reglas, no tuvieron más remedio ,a pesar de su trabajo honesto

Más que despedirlo de la institución.

Regreso con Krad, y volvieron a sus rituales de amistad,

Viendo filmes de Vincent Price cada noche,

Recordando los buenos momentos,

Y espantando a todo aquel que les dijera “adefesios”.

Ottie creció junto con Krad,

Tuvo muchas aventuras más

Y hasta se consiguió una novia sin igual:

Un día en la calle, se encontró con una gata oscura

Que tenía tres patas, un ojo negro y otro gris

Congeniaron hablando de atún y de su vida mutante,

Hasta que Ottie se le declaró y empezaron a vivir una vida emocionante:

Vivieron como monstruos desde entonces,

Persiguiendo gente en los parques de día

Y espantando gatos de noche.

Kradd creció y se convirtió en el mejor escritor de literatura gótica,

Escribió muchos libros best-sellers, casi todas sus hirorias se habían vuelto de culto…

Pero uno en especial , el que más vendió, se tituló:

“Las sombrías aventuras de Ottie y el niño de la madre histérica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: