Perro Nutria Parte IV

La madre de Krad parecía ya muerta en el piso de la cocina,

Krad intentó reanimarla,

Pero ya no respiraba, ni siquiera se movía.

Ya de por sí sólo y desquiciado,

Krad  no imaginaba la vida sin su madre sombría,

Se puso a llorar en una esquina,

 Temiendo  que su peor miedo había pasado.

El perro nutria , por su mutante composición,

Desde que fue creado era adicto de la endorfina

Y por una vez en su vida, tuvo una gran idea para hacer una buena acción:

Le mostró las pastillas blancas a Krad

Intentando explicarle que podrían ayudarle a ella.

Krad lo ignoró , sumido en su depresión,

-No Ottie, no es hora de comer, ¡llama a una ambulancia

Para que la pueda atender!-

Ottie indignado entonces tomó una decisión:

Con toda su fuerza de mutante le daría las pastillas a la señora

Y sin no despertaba, la resucitaría a como la locura le dio a entender….

Mientras Krad estaba enloquecido en el teléfono llamado a los bomberos,

Ottie intentó darle endorfinas al casi cadáver,

No hubo respuesta y entonces intentó el segundo plan,

Fue por unos cables del televisor y buscó algo de metal para atorarlo al interruptor,

Tomó la mano de la madre de Krad con una de sus garras,

Y con la otra trató de hacer que la electricidad pasara por su cuerpo,

Si fallaba ahora sería un monstruo asesino,

Pero si lograba revivirla,

Ahora tal vez lo perdonaría por arruinarle su platillo marino.

Cuando Krad regresó, vio a Ottie y a casi metro y medio de alambres,

Había chispas por todas partes y casi de luto  le gritó:

-¡¿OTTIE ¡?¿Por qué estás electrocutando a mi madre?-

Ottie pensó que ya todo estaba perdido

Y que ahora , por siempre sería un monstruo incomprendido,

Cuando la madre de Krad, despertó de milagro,

Krad corrió y la abrazó,

Mientras que su madre sólo alcanzó a murmurar:

-Hijo, ¿tú fuiste quien me salvó?-

Krad sólo rió y dijo:

-No mamá , fue Ottie el que por poco te electrocutó-

Anuncios

El perro nutria Parte III…(continuación de la parte de Halloween)

Krad y Ottie llegaron a la fiesta

Krad se inspiró en el personaje del fantasma de la ópera

 Y llegó sólo con un antifaz,

Aunque había decidido, que Ottie, para ganar

Ni siquiera necesitaba  un disfraz.

Al principio las personas al ver a Ottie, lejos de gritar

Se maravillaron con él al pasar

Nunca habían visto un “disfraz” tan horripilante

Y una máscara tan profundamente espeluznante.

Ottie sólo se quedaba junto a Krad sonriente

Mientras chicos y adolescentes se preguntaban si esos colmillos eran de verdad.

Krad inscribió al perro nutria al concurso de inmediato,

Pero casi le cuesta la vida al asistente que se disfrazó de atún,

Pues casi se rompe la cabeza al ver a Ottie y caer del espanto,

Krad sólo rió y jalaba a Ottie del cuello,

Vigilando que no intentara comerse de un bocado al chico… aún,

Él chico iba con Krad en su escuela

Y siempre se burlaba de él ,

Krad sólo le susurró a Ottie,

“Sólo espera a que ganemos y haremos que hasta la risa le duela”.

Transcurrió la fiesta, hasta que dio la media noche,

Ya era hora de la premiación

Para Krad , las opciones eran simples: perder y llevarse a su casa un gran reproche

O ganar y vengarse de ese odioso matón.

“ Y el ganador, en primer lugar es:

Con el número 696, el concursante: ¡Ottie Otter!”

Pero cuando Ottie subió,

El anunciador decía que tendría que quitarse la máscara

Para así ver el rostro del ganador

Y  mostrar  a toda la audiencia su verdadera cara.

Tiró de la cabeza del perro nutria

Pero asombrado,

Al no encontrar un cierre o máscara alguna

Se percató que la fealdad del animal,

En realidad…era su apariencia natural.

Entonces la multitud lejos de aplaudir,

Empezó despavorida a huir,

Ottie empezó a rugir con sus pequeños ruidos demoniacos

Y se dispuso mientras la multitud huía a perseguir a un gato,

Krad le gritó : “¡No Ottie no!,

Recuerda que si no matas primero al embustero,

No hay postre”

Ottie obedeció y persiguió entonces,

Al chico vestido de atún,

Destrozó su disfraz y seguramente

Le dejó un trauma que nunca iba a olvidar.

Krad rió esa noche como nunca en su vida,

El chico que lo molestaba,

Ahora seguro nunca le volvería a hablar,

Y se había llevado a su casa el premio mayor

Junto con otras cosas que él y Ottie robaron del comedor.

Pero cuando llegó trinufante junto con Ottie a su hogar,

Krad encontró algo tan horripilante, que nunca imaginó que pudiera pasar,

Su madre, sin razón aparente

Yacía ahora en la cocina inerte…

Ottie Otter Halloween

…Era el primer día de Ottie Otter un su nueva casa

Su vida de fenómeno acabaría

Y ahora con un amigo, por fin al mundo se adaptaría.

Krad lo pasó a escondidas en su habitación

Pues creía que al verlo ,su madre lo echaría

Y se desmayaría de terror;

Es por eso, que escondido, en un cajón lo dejó

Le hizo una especie de cama con su ropa interior

Y  Ottie Otter ahí durmió hasta el día posterior.

Krad lo miraba al soñar, y sentía que al fin

Era comprendido por alguien del mundo exterior,

Le llevaba comida que sobraba de la hora de cenar,

Aunque Ottie apreciaba más las cabezas de atún

Que en el basurero vecino encontraba al pasear.

Y por las noches él y Krad dormían mirando al cielo  las estrellas perfectas

Y filmes de horror de los años sesentas,

Todo fue genial , hasta que un día,

Lo inevitable pasó:

Una tarde que Krad estaba ocupado haciendo su tarea

Ottie hambriento salió del cajón,

Deambulando por la casa en busca de atún

Cuando  la madre de Krad, la Señora de Beizahrr,

Estaba en la cocina preparando una ensalada con mariscos de alta mar,

Pero cuando volteó  para ponerle al platillo un poco de su sazón preferido

 Notó como los atunes del plato  habían desaparecido

Y  de repente vio como una criatura espeluznante,

Apareció encima del plato sonriente,

Mostrando con una sonrisa apantallante,

Cabezas de pescado que se asomaban de sus dientes.

-“ ¡¡¡¡Krad de Beizahrr!!!! ¡¡¡¡VEN AQUÍ EN ESTE INSTANTE!!!!

-Krad apareció algo estremecido,

Y pensó por un instante:

Oh no creo, que Ottie, ahora a mi histérica madre se ha comido,

Debí de haberle dado más atunes y gatos como él me lo había pedido..

-¡¡¿¿Krad sabes algo de porqué este engendro con ojos de loco y olor a gato,

Está devorando mi ensalada encima del palto!!!???

-“Síp, es mío mamá, lo encontré en el parque porque estaba sólo,

Y sin mí, lo iban a matar, por favor no le eches que ahora él es mi único amigo”.

La señora de Beizahrr, lo meditó un segundo, y luego exclamó:

-“Bien, puedes quedarte con el pequeño monstruo inadaptado,

Pero ahora, por su culpa  aquí te quedarás castigado

Y no saldrás de fiesta esta noche de brujas

Por hacer que mi ensalada ahora sepa a pulgas”.

Krad enmudeció, la fiesta de disfraces en noche de brujas

Era el único evento en el cual no se sentía como un desadaptado,

Porque para empezar, él siempre ganaba el concurso…

A pesar de que nunca en su vida, se había disfrazado

-“¡¡¡Nooo!!! Por favor mamá, esta noche no…haré lo que quieras;

¡Ya sée!, ¿y si llevo a Ottie para que concurse?

Si luce tan horrible para hacerte gritar

Entonces tiene bastantes probabilidades de ganar

¡¡Y el primer premio  son 2 mil dólares y una calavera repleta de dulces!!!”

La señora de Beizahrrh, era la mujer más loca sobre la faz del planeta

Y como era madre de Krad, era de esperarse,

 pero no era tonta,

Así que aceptó con la condición

Que si perdían,  Ottie  por siempre fuera

 por dejar su ensalada  de mariscos y salmón

con olor a hurón …